Agradecimientos

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha le ofrece este espacio para que pueda hacer llegar, de forma fácil y cómoda, su agradecimiento al profesional o profesionales que usted desee.


Usuarios y pacientes de nuestros hospitales y centros de salud ya utilizan este cauce para expresar sus experiencias y mostrar su gratitud a los profesionales del SESCAM.


  • Hospital y centro de saliud de Valdepeñas
    Lunes, 11 Junio, 2018

    Gracias por la gran acogida que me habéis dispensado como estudiante, por todo lo que he aprendido y vivido con vosotros en este último medio año de prácticas. Me alegro de haber formado parte de grandes equipos y espero en el futuro volver a estar en ellos ya como enfermera en toda regla.
    Me voy con muy buen sabor de boca y con ganas y fuerzas para afrontar mi futuro laboral.
    Muchas gracias a todos.

    Marta, Valdepeñas
  • Hospital Universitario de Guadalajara
    Miércoles, 6 Junio, 2018

    Quisiera agradecer el trato y la profesionalidad tanto de las auxiliares como de las enfermeras de la 4ªA.
    Tras una cesárea en la que la madre necesita cuidados y el bebé también, todos agradecemos una sonrisa y el esfuerzo en la pronta mejoría.

    Muchas gracias chicas, a seguir así.

    MARCOS C.M. (Horche)
  • GERENCIA DE ATENCIÓN INTEGRADA DE ALBACETE
    Domingo, 3 Junio, 2018

    El pasado 2 de junio de 2018, día con una terrorífica tormenta de rayos y truenos, solo quería dar las GRACIAS a los médicos que cubrían las urgencias del Punto de Atención Continuada (Indira Ghandi) que tuvieron que venir a mi casa a asistir a mi madre. Vinieron hasta en dos ocasiones, una por la mañana y luego por la noche. Quería destacar el trato, la amabilidad y la atención que tuvieron con nosotros y por supuesto, la gran profesionalidad de la médica (lástima que no sepa sus nombres), del enfermero, que la acompañaba por la mañana, así como de la enfermera que la acompañaba por la noche. No sabemos lo que tenemos, lo que curran, las horas que echan sin descanso, y la verdad, creo que no los valoramos, o por lo menos hasta que te ocurren siuaciones como la que nos ocurrió a nosotros. A final, sobre las 23’00 horas de la noche tuvimos que lllamar al 112 tal y como nos dijo la médica si volvía a empeorar, cosa que sucedió. Las mismas GRACIAS doy, a la chica y el chico de la ambulancia del 112 que vinieron a por mi madre para llevarla al hospital. Mismo trato, amabilidad y atención por nosotros. E igual profesionalidad. Y por último en las Urgencias del Hospital de Albacete, me repito otra vez, gracias por vuestra labor, por vuestra profesionalidad y amabilidad, en un día como este con la horrible tormenta... Sois ángeles caídos del cielo.

    Pilar M. M. (Albacete)
  • Hospital Virgen de Altagracia de Manzaanres
    Martes, 29 Mayo, 2018

    Les agradezco su buen hacer y amabilidad  durante el ingreso de mi padre.

    María Rosa, Manzanares
  • Hospital Universitario de Guadalajara
    Miércoles, 23 Mayo, 2018

    Quiero agradecer a la Dra. Sacristán Sanz, del servicio de Oftalmología, su profesionalidad, amabilidad y humanidad, por las intervenciones quirúrgicas de los dos ojos que me realizó.
    Me parece una profesional extraordinaria, por su buen hacer y por el trato recibido por ella y todo su equipo. El resultado de las intervenciones ha sido totalmente satisfactorio.
    Muchas gracias doctora, en sus manos siempre me siento segura.

    Juana A. G. I. (Caraquiz)
  • Hospital Universitario de Guadalajara
    Miércoles, 23 Mayo, 2018

    Somos Alonso y sus papás Cris y Dani. Os escribimos para agradeceros todos lo que hicisteis por nosotros. Aunque fueron poquitos días, fueron muy importantes, días llenos de emociones e incertidumbres para unos padres primerizos.
    El momento en que nos dijeron que nuestro pequeño de tres días se tenía que quedar en observación fue duro, sobre todo porque es algo que no te esperas, empiezas a pensar qué le puede pasar al bebé, qué va mal...; cuando le ves, una vez que ya está dentro, con la vía y el pulsómetro se te cae el alma a los pies, no hay consuelo que te valga a pesar de los ánimos que nos disteis todo el equipo. Los médicos vienen y te cuentan las pruebas que le van a hacer, te planteas para qué tantas pruebas si es un niño sano, pero dentro de ti sabes que es por su bien.
    El primer día no hubo consuelo que valiera. Poco a poco empezamos a ver cómo funcionaba Neonatos y nos quedamos maravillados. Cuando te vas, sabes que tu hijo se queda en las mejores manos, gente que va a cuidar de él a la perfección y que va a estar bien. Cuando venía gente a vernos al Hospital éramos nosotros los que les animábamos diciéndoles lo bien que estaba Alonso allí, súper cuidado y vigilado.
    Cuando bajábamos a darle las tomas, veíamos cómo todo el equipo se ocupaba de todos los bebés como si fueran los suyos propios, cómo "les hacían bromas", les daban de comer, controlaban todos sus registros...; nos sorprendió el control que tienen, llega un punto en que conocen a tu bebé mejor que tú.
    A pesar de todo el trabajo que tienen no sólo cuidan de los bebés sino de los papás que estamos allí. Siempre tienen palabras tranquilizadoras y te transmiten toda la energía, muy necesaria allí. Para nosotros fueron esenciales en todo el proceso de lactancia, gracias a ellas fui capaz de instaurarla. Sus consejos, su ayuda y su apoyo en todo.
    Sólo queríamos deciros GRACIAS y GRACIAS. Gracias por cuidar tan bien de nuestro bebé y cuidar de nosotros. Creemos que sois un equipo extraordinario. Tenéis un trabajo precioso y a la vez duro, se ve que os desvivís por cada niño que está allí y no paráis hasta verlos fuera.
    SOIS GENIALES. Sólo tenemos palabras de agradecimiento para vosotros.

    Alonso, Cris y Dani (Guadalajara)
  • Hospital Virgen de la Luz de Cuenca
    Viernes, 18 Mayo, 2018

    Tras sufrir una caída el pasado 29 de abril en Casalonga, en Villar de Cañas (Cuenca) tengo que agradecer la atención recibida tanto por el 112 como por las Urgencias del SESCAM, así como a los profesionales de los Servicios de Urgencias, Anestesia y Traumatología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.
    El 112 fue clave tanto en la rapidez de la asistencia como en la calidad de la misma. Muchas gracias a los dos profesionales que participaron en el traslado al Hospital por su trato afable y atento, por mantener mi temperatura corporal, por atender a mi pareja que estaba muy nervioso. Ojalá abundasen más personas como ustedes.
    También quiero recordar  a todos los profesionales del Servicio de Urgencias (doctores, equipo de enfermería y recepción): por su atención y porque mi acompañante recibió información de forma continua, con un trato cercano y mostrando su apoyo.
    Asimismo, al anestesista que me atendió, por su rostro sereno y afable. Ustedes los anestesistas a veces son los grandes olvidados, pero para mí su trato supuso no sólo alivio del dolor, sino serenidad para afrontar la situación.
    De igual forma a los profesionales de Traumatología que se encontraban de guardia esa noche.
    Hoy en día contar con buenos profesionales en la Medicina Pública en España es habitual, lo excepcional viene cuando además de altísima cualificación, el trato humano la acompaña. El trato fue excelente, así como la rapidez en la atención. Muchísimas gracias de todo corazón. Continuad con esa forma de practicar la Medicina en la que las personas están por encima de los diagnósticos y además de curar con medicinas, lo hacéis con sonrisas y cariño. Un fuerte abrazo.

    María Isabel M.A. (Madrid)
  • Servicio Urgencias. Hospital Virgen de la Luz de Cuenca
    Viernes, 18 Mayo, 2018

    Quiero felicitar y agradecer la extraordinaria dedicación y amabilidad en la atención del doctor Franquelo el pasado 12 de mayo, en el Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca. Sufrí un síncope por anemia en el AVE Madrid-Córdoba y fue resuelto muy satisfactoriamente en el Hospital de Cuenca.

    María M.G. (Valencia)
  • Complejo Hospitalario de Toledo
    Viernes, 18 Mayo, 2018

    "A veces las palabras no alcanzan cuando lo que se quiere decir desborda los sentimientos, y más en momentos duros. Sin embargo, aprovechando este espacio intentaré expresar con ellas el enorme agradecimiento que tengo hacia los profesionales que cuidaron y lucharon por la vida de mi marido, Jesús, a los que me gustaría llegaran estas palabras. Ingresó la noche del sábado día 3 de marzo, y desgraciadamente falleció el día 9 de mayo. Durante esos más de dos meses fue una batalla constante en la que de una u otra manera luchabais con y por él. Casi todos anónimos, no conozco vuestros nombres. Si en algún momento os presentasteis, perdonad que no lo recuerde. Sé que entendéis que son momentos en los que solo prestaba atención a la información que me proporcionábais de su estado.
     
    GRACIAS al padre Rafael y al padre Miguel Ángel, dos de los capellanes del hospital. Pacientes, generosos, dispuestos. Siempre con palabras de consuelo y prestados a ayudar en todo aquello que necesitáramos. Habéis sido el bálsamo que nos consolaba a diario.
     
    GRACIAS al equipo de celadores y celadoras de la UCI. Tan coordinados, organizados, dispuestos, pacientes. Respondiendo siempre con una sonrisa de apoyo, incluso con abrazos de consuelo.
     
    GRACIAS a todo el personal de enfermería de la UCI. Realizáis un meticuloso trabajo, ponéis enorme cuidado y atención en vuestra tareas, y esa función de "psicólogos" que algunos adoptáis con enorme paciencia, que me aportaron tranquilidad, serenidad y la seguridad de que en todo momento él estaba perfectamente custodiado y atendido. Agradezco también vuestras pacientes explicaciones, vuestras palabras amables, vuestros gestos, miradas y sonrisas de apoyo que me brindabais en las horas de visita o con solo cruzarme con vosotros en el pasillo.
     
    GRACIAS al equipo de neurocirujanos, pacientes y cercanos. Admiro sobremanera esas privilegiadas mentes, tan jóvenes y sin embargo tan completas, capaces y resolutivas. Agradezco vuestro trabajo. Sé que hicísteis lo imposible por ayudarle.
     
    Y finalmente, GRACIAS a los médicos de la UCI, a todos, porque en algún momento del tiempo que estuvo allí (fueron muchos días), él pasó por vuestras manos. Todos grandes profesionales. Sin embargo, no puedo acabar sin resaltar a dos de los doctores que más estuvieron con él, y por ende conmigo. La Dra. Pilar López  Reina y el Dr. Luis Marina. Es ahora cuando no hay palabras. Cuando el trabajo se hace por vocación, y eso se nota, se hace perfecto, el resultado es impecable, aunque el fin no sea el deseado. Grandes profesionales, pero aún más grandes personas, con una enorme empatía, humanidad, paciencia, sensibilidad, afectuosidad y segura de ser poseedores de un enorme corazón.
     
    GRACIAS a los dos por vuestro empeño y cuidado hacia Jesús, y gracias por acompañarnos en esta dura situación, haciéndonos entender, calmando y consolando nuestro dolor. Debéis saber, que sabiendo que estaba en vuestras manos me sentía tranquila, segura y confiada que estaba en las mejores.

    María José L. D
  • Centro de Salud de Daimiel
    Martes, 15 Mayo, 2018

    Quiero expresar mi agradecimiento por el trato y la atención que ha recibido mi madre de estas dos profesionales de la Medicina y de la Enfermería, tanto cuando ha acudido al centro de salud sin haber podido obtener cita previa como las veces que la han visitado en casa. Siempre han demostrado una gran actitud y comprensión con las personas mayores.

    Carmen, Daimiel

Páginas