Cribado neonatal

¿Qué es el cribado neonatal?
 

Es un estudio analítico de sangre,  conocido como “prueba del talón”, que se realiza a niños y niñas recién nacidos en las primeras 48 a 72 horas de vida y que permite hacer una detección precoz de los bebés que tienen alteración en la regulación interna del organismo o están en riesgo de tenerla.
 
Es una de las principales actuaciones preventivas que se llevan a cabo en materia de salud pública, de forma universal.
 
 

¿Para qué sirve?

El cribado neonatal sirve para detectar enfermedades que pueden generar alteraciones en el desarrollo físico y psíquico de la persona, con posibilidad de ser discapacitantes y con la finalidad de iniciar un tratamiento temprano que pueda mejorar el   pronóstico de la enfermedad y la calidad de vida.
 
En Castilla-La Mancha desde noviembre del año 2016 se realiza el cribado de 16 enfermedades: Fenilcetonuria, Hipotiroidismo congénito, Hiperplasia adrenal congénita, Fibrosis quística, Anemia falciforme, Acidemia glutárica Tipo I, Acidemia propiónica Acidemia metilmalónica, Deficiencia de 3-Hidroxiacil coenzima A deshidrogenasa de cadena larga, Deficiencia de 3-Hidroxiacil coenzima A deshidrogenasa de cadena media. Deficiencia de 3-Hidroxiacil coenzima A deshidrogenasa de cadena corta, Deficiencia de 3-Hidroxiacil coenzima A deshidrogenasa de cadena muy larga, Enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce,Tirosinemia tipo 1, Acidemia isovalérica, Homocistinuria.
 
En nuestra Comunidad Autónoma disponemos de un  Programa de detección precoz de enfermedades congénitas y metabólicas en recién nacidos.
 

Acceda al Programa de detección precoz de enfermedades congénitas y metabólicas en recién nacidos