¿Conlleva algún riesgo?

La vacuna de la gripe tiene muy pocos efectos secundarios. El más frecuente tras la administración de la vacuna es el dolor en el lugar de la inyección. Estas reacciones locales suelen durar unas horas y no impiden realizar las actividades habituales. 
 
En algunos casos puede aparecer fiebre, malestar, dolor de cabeza, dolores articulares y musculares que desaparecen en uno o dos días.