Reintegro de gastos

El reintegro de gastos por la compra de productos farmacéuticos se realizará en los siguientes supuestos:

 

 

1) Solicitud de reintegro de aportaciones de la prestación farmacéutica ambulatoria.

 

Se puede solicitar cuando existe disconformidad con el reembolso del exceso de aportación mensual o cuando haya que proceder al cambio en el porcentaje de la aportación aplicada.

 

En estos casos el asegurado deberá dirigir una solicitud  al Director General de Atención Sanitaria y Calidad,  al que deberá acompañar copia de las recetas prescritas durante el periodo en el que se haya producido el error  y facturas o tickets originales emitidas por las oficinas de farmacia.

 

Si se trata de una solicitud de reintegro de gastos farmacéuticos por tener reconocida la condición de pensionista, sin disponer aún de la tarjeta correspondiente por encontrarse en tramitación, además se deberá presentar copia de la Resolución en la que figura la fecha de efectos económicos del reconocimiento del derecho a la pensión.

 

2) Solicitud de reintegro de gastos por adquisición de medicamentos en caso de urgencia vital.

 

En este supuesto, se podrán rembolsar los gastos farmacéuticos de asistencia sanitaria urgente que hayan sido atendidos fuera del Sistema Nacional de Salud, una vez comprobado que no se pudieron utilizar oportunamente los servicios de aquel y que no constituye una utilización desviada o abusiva de esta excepción.

 

En estos casos el solicitante, además de las correspondientes facturas, aportará la documentación pertinente a efectos de verificar que se han producido las circunstancias a las que hace referencia el párrafo anterior.

 

3) Solicitud de suministro o reintegro de gastos por productos farmacéuticos no incluidos en la prestación farmacéutica para pacientes ambulantes.

 

En el caso de productos farmacéuticos no incluidos en la prestación farmacéutica ambulatoria y no sustituible por productos incluidos se podrá solicitar, de manera excepcional, el reembolso de los gastos ocasionados por su adquisición para pacientes ambulantes, siempre que su utilización se pueda considerar como una extensión de la asistencia hospitalaria y quede claramente justificada su necesidad.

 

La solicitud de estos reembolsos requerirá además de la presentación de las correspondientes facturas, un informe clínico emitido por un facultativo de un centro hospitalario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, en el que se avale la necesidad del producto y la imposibilidad de su sustitución por otro producto financiado.

Información relacionada: