31/10/2017
Son atendidos por un equipo multidisciplinar

Cerca de 500 pacientes han participado en los grupos para el tratamiento de la obesidad mórbida del Hospital de Talavera

Hasta 2010, estos pacientes eran derivados a otros centros sanitarios, pero ante el incremento progresivo de la demanda asistencial se puso en marcha un circuito para ofrecer asistencia sanitaria a estos pacientes en el Hospital de Talavera, evitando así desplazamientos y derivaciones a otros puntos de la región o el país.

Talavera de la Reina (Toledo), 31 de octubre de 2017.- El equipo multidisciplinar para el abordaje de la obesidad mórbida del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), integrado por profesionales de los servicios de Endocrinología y Nutrición, Cardiología, Neumología, Anestesia y Reanimación, Psiquiatría y Cirugía General y Aparato Digestivo, ha atendido a cerca de 480 pacientes desde que en 2010 comenzara su trabajo coordinado.
 
Hasta 2010, los pacientes con obesidad mórbida eran derivados a otros centros sanitarios, pero, ante el incremento progresivo de la demanda asistencial, profesionales de ambos servicios, con el apoyo de la entonces Gerencia del Hospital, pusieron entonces en marcha un circuito para ofrecer asistencia sanitaria a estos pacientes en su centro de referencia, evitando así desplazamientos y derivaciones a otros puntos de la región o del país.
 
Así, los pacientes con obesidad mórbida que han fracasado en tratamientos previos para la pérdida de peso son derivados por su médico de Atención Primaria para su tratamiento específico por este equipo multidisciplinar, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos, como padecer obesidad mórbida o enfermedades asociadas a una obesidad grave (diabetes, hipertensión, síndrome de apnea constructiva del sueño, entre otras) que sean susceptibles de mejora tras la pérdida de peso.
 
En primera instancia, los pacientes son valorados de forma exhaustiva por los facultativos del Servicio de Endocrinología y Nutrición, que, si procede, los deriva a la consulta de Dietética y Nutrición, desde donde se organizan los grupos de obesidad.
 
Formar al paciente
Cada grupo de obesidad tiene una vigencia de un año y están formados por entre ocho y diez pacientes. En estas reuniones, profesionales del Servicio de Endocrinología y Nutrición controlan a los pacientes con periodicidad quincenal, durante los seis primeros meses, y en el segundo semestre, de manera mensual.
 
El objetivo, explican desde el equipo multidisciplinar, es ofrecer información y formación a los pacientes no solo acerca de cómo perder peso y la importancia de hacerlo, sino que se trata también de hacer un trabajo de prevención de enfermedades asociadas a la obesidad y ofrecerles herramientas para mejorar su calidad de vida.
 
Así, en estos grupos, los pacientes reciben recomendaciones para la pérdida de peso; se les instruye en conceptos generales sobre alimentación, nutrición y dietética; se recuerda la importancia de modificar los hábitos de vida que les han llevado a esta situación y lo decisivo de reducir las conductas sedentarias.
 
Además, durante este periodo se ofrecen varias charlas por parte de profesionales de las especialidades que forman parte de este equipo multidisciplinar, con el objetivo de que los pacientes tengan una visión general de la situación a la que se enfrentan, como por ejemplo una charla sobre problemas y dolencias asociadas a la obesidad o sobre la cirugía de la obesidad, entre otras.
 
Transcurrido este año, los pacientes son derivados de nuevo a Atención Primaria, donde son controlados durante un año más, o se valora su posible inclusión en el programa de Cirugía de la Obesidad del Área Integrada de Talavera, el último eslabón del circuito y última opción a valorar si el paciente cumple unos criterios clínicos específicos.

Galería multimedia

  • Cerca de 500 pacientes han participado en los grupos para el tratamiento de la obesidad mórbida del Hospital de Talavera