28/07/2016
Esta iniciativa, activa desde el año 2004, está abierta a jóvenes de entre 12 y 30 años

La Consulta Joven del Área Integrada de Talavera ha atendido a 476 usuarios durante el curso 2015-2016

Junto a la consulta física en el Centro de Salud La Algodonera, con frecuencia semanal, se atienden consultas por teléfono y correo electrónico y se organizan actividades de educación para la salud en aquellos colegios e institutos que lo solicitan.

La Consulta Joven del Área Integrada de Talavera de la Reina ha atendido a lo largo del curso 2015-2016 a 476 usuarios, con edades comprendidas entre los 12 y los 30 años, confirmando la tendencia detectada en los últimos años de un aumento progresivo de los jóvenes que hacen uso de este recurso.
 
Tal y como explica María Jesús Martín, enfermera y coordinadora de la Consulta Joven, este programa, que se puso en marcha hace más de diez años, atiende a jóvenes de toda la comarca, tanto en las consultas físicas, con frecuencia semanal en el Centro de Salud La Algodonera, como a través de distintas actividades organizadas en institutos y colegios de la comarca centradas especialmente en conceptos de educación para la salud, en las que durante este curso han participado más de 1.000 adolescentes. Además, también se pone a disposición de los usuarios la posibilidad de realizar consultas a través de otros recursos, como el teléfono o por correo electrónico.
 
Según explica Martín, en los últimos años han aumentado las consultas por ansiedad, irritabilidad o tristeza, “que muchas veces son la manifestación de un problema de violencia de género o acosos escolares”. Así, durante este curso 2015-2016 el control que ejerce la pareja ha sido el motivo más frecuente de consulta, seguido del acoso escolar. Otro de los motivos recurrentes de consulta son los conflictos familiares, derivados de separaciones de progenitores y uniones con otras parejas, dando pie en ocasiones a situaciones en las que el adolescente “se siente desubicado y en ocasiones no querido”.
 
El consumo de sustancias adictivas, las adicciones tecnológicas, los problemas afectivos sexuales, problemas de ansiedad o los trastornos de conducta alimentaria son también motivo habitual de consulta, explica Martín, que incide en que “la permisividad social y familiar, la ausencia de límites y valores durante la infancia y primera adolescencia dan lugar a problemas de autocontrol y ausencia de capacidad de frustración”, siendo estas realidades que en muchas ocasiones devienen en visitas a la Consulta Joven.
 
Educación para la salud
 
Una de las claves del programa de la Consulta Joven del Área Integrada de Talavera son las actividades de educación para la salud que se imparten en aquellos colegios e institutos que lo solicitan.
 
Así, a lo largo de este curso se han desarrollado 24 talleres de educación afectivo-sexual; 13 sobre sustancias adictivas, tanto alcohol como tabaco y otras sustancias; 7 sobre acoso escolar; 6 talleres sobre igualdad de género; 5 talleres sobre nutrición y alimentación y 2 sobre trastornos emocionales en la adolescencia.

 
 

Galería multimedia

  • En la imagen, María Jesús Martín, enfermera y coordinadora de la Consulta Joven de la Gerencia de Atención Integrada de Talavera.