05/03/2019
Invitado en las Sesiones Generales

El jefe de Estudios del Hospital de Toledo imparte una conferencia sobre biomarcadores en Neumonía en el “Virgen de la Luz” de Cuenca

El doctor Agustín Julián Jiménez, coordinador de Docencia, Formación, Investigación y Calidad del “Virgen de la Salud” ha hablado de los biomarcadores como una herramienta útil, que ya ha demostrado su validez y que resulta muy beneficiosa para el diagnóstico de los pacientes con Neumonía.

Cuenca, 5 de marzo de 2019.- “Utilidad de los biomarcadores en la Neumonía” ha sido el título de la ponencia impartida por el doctor Agustín Julián Jiménez, jefe de Estudios y coordinador de Docencia, Formación, Investigación y Calidad del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, que ha participado como invitado en el programa de Sesiones Generales del Hospital de Cuenca.
 
Durante su intervención, el facultativo ha explicado a los profesionales sanitarios del área de Salud de Cuenca que los biomarcadores o marcadores biológicos son herramientas que ya se conoce que son útiles y que pueden ayudar a la toma de decisiones clínicas en el diagnóstico de muchos enfermos y, específicamente, en los casos de Neumonía.
 
Los biomarcadores son moléculas que, al medir sus concentraciones, se utilizan como indicadores de un estado biológico y deben poder medirse objetivamente y ser evaluados como un indicador de un proceso biológico normal, estado patogénico o de respuesta a un tratamiento farmacológico.
 
Según ha indicado el doctor Agustín Julián, los biomarcadores hoy en día están perfectamente validados y existe la evidencia clínica suficiente para emplearlos de un modo orientado, “de forma que ayuden a tomar las decisiones más importantes cuando uno tiene enfrente un enfermo con Neumonía, una de las enfermedades infecciosas más importantes por el número, por la frecuencia e importancia clínica, por su gravedad y por el número de ingresos y pacientes que pueden llegar a morir por este problema”, ha señalado.
 
En este sentido, el jefe de Estudios del complejo hospitalario de Toledo, ha hecho hincapié en que estos marcadores biológicos pueden ayudar a tomar decisiones fundamentales como puede ser el decidir si el paciente debe o no ingresar en el Hospital, dónde debe ingresar si en la UVI o en planta, qué tipo de tratamiento debe administrarse, cuándo y por qué vía y qué tipo de pruebas hay que solicitarle razonablemente para comprobar la evolución del enfermo.
 
A este respecto ha añadido que los biomarcadores no sólo ayudan por tanto al diagnóstico y la clasificación del enfermo según su grupo de gravedad, sino que a lo largo de la evolución del paciente ingresado o en el seguimiento en consulta en Atención Primaria, pueden ayudar para confirmar que el enfermo se ha curado o que hay algo que no termina de ir bien y se debe hacer algún cambio pese a que no haya una situación clínica nueva.
 
Por último, el ponente que ha defendido los biomarcadores como una herramienta útil, disponible y beneficiosa para el enfermo y también para el sistema sanitario porque ahorra costes, ha recordado que este tipo de marcadores biológicos son de interpretación inmediata o aguda, es decir, que cuando el enfermo se pone malo o sufre algún tipo de problema clínico hay que solicitarlos y valorarlos en el momento, “porque hemos visto que a las 24 horas pueden haber cambiado totalmente por la cinética y por el proceso, con lo cual son biomarcadores que hay que solicitar para tomar decisiones inmediatas” ha indicado.
 
En este sentido ha añadido que deben utilizarse cuando se debe decidir algo tan importante como que el enfermo se vaya a casa, ingrese en el hospital o ponerle un tratamiento y “cuando -salvo la radiología y la exploración no tienes nada más-, pueden ayudarte a acertar en la adopción de decisiones junto con el resto de valores de la analítica de urgencia”, ha explicado.
 

Galería multimedia

  • El jefe de Estudios del Hospital de Toledo imparte una conferencia sobre biomarcadores en Neumonía en el “Virgen de la Luz” de Cuenca